domingo, 13 de mayo de 2012

Claves para conseguir Empleo

Es bien sabido en la actualidad lo dificil que es conseguir empleo en Venezuela, existen muchas maneras de lanzar nuestros curriculum a la competencia por algun empleo en la actualidad y via Internet es una de ellas. Revisando me tope con el blog de Bumeran una pagina Web dedicada a ayudar al solicitantes de empleos a conseguir un empleo y a su vez a empresas para conseguir los empleados con las caracteristicas que estos requieren.
Revisando un poco me tope con su blog el cual da algunas claves dirigidas por el consejero las cuales refiero a continuacion:



" Networking es un término que escuchamos constantemente, en círculos sociales, en ambientes profesionales, inclusive en los claustros académicos. No importa qué problema tengamos, siempre hay alguien que nos pregunta “¿probaste con networking?” como si se tratara de una panacea. Así es como la gente encuentra pareja, empleo, vivienda, inclusive un albañil. Pero, hasta que no entendemos realmente de qué se trata el networking y cómo nos va a hacer llegar del punto A al punto B, lo más probable es que nos movamos frustrantemente en círculos y nunca lleguemos a destino.


Yo estoy pasando actualmente “por una transición”. Dicho en otras palabras: me encuentro entre empleos. Típica circunstancia en que hay que desempolvar esa carpeta de contactos con los que en algún momento del pasado tuve algún tipo de conexión, pero que por un motivo u otro dejé de frecuentar siquiera por teléfono. Es hora de hacer resucitar mi “red de contactos”. Así que, mientras reflexiono sobre los diversos aspectos del networking y me pregunto qué funciona y qué no, quiero compartir mis pensamientos.


1. El “NO” ya lo tenemos. A veces mis hijos se me acercan tímidamente, como que se traen algo entre manos y no se animan a decirme qué. Yo con toda firmeza les digo: “Si no preguntan, la respuesta es no”. Y eso mismo pasa cuando establecemos networking para conseguir empleo, hacer una venta o encontrar una nueva oportunidad. Tenemos que decirles a todos los que conocemos: “Estoy buscando una nueva oportunidad. ¿Conocen a alguien con quien pueda contactarme?” Si la persona nos dice que “no”, podemos tachar ese contacto de la lista. Pero a menos que nos hayamos comunicado con alguien que vive en una burbuja, ¡todo el mundo conoce a alguien! Y ese alguien seguro conoce a alguien más, y así sucesivamente. Pero si nunca hacemos la pregunta, ese alguien jamás se enterará de que TENEMOS una pregunta.


2.“Ríe, y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás solo”. Es un antiguo dicho, y por lo general sólo se le da una connotación social. ¡Pero viene perfectamente al caso en un ámbito profesional! Cuando uno está trabajando su red de contactos, no debe existir moderación en cuanto al tono optimista. Hay que ser simpático, agradable, y hacer de cuenta que la vida nos sonríe. La felicidad es contagiosa, y la gente quiere interactuar con gente que le levante el ánimo, no que se lo hunda. Si usted deja que su contacto de networking se dé cuenta de que está deprimido o ansioso, se pierde la posibilidad de entrar en contacto con innumerables otros contactos y oportunidades. Usted, ¿tendría ganas de interactuar con alguien que está bajoneado?


3.Todo contacto es importante. Algunos simplemente son un poco más importantes que otros. Durante este intervalo de transición, estoy aprovechando para hacer algunos arreglos en mi casa, y hace unos días estuve conversando con un plomero. Cuando le comenté que no iba a poder completar la refacción hasta no conseguir un nuevo empleo, él me contó que justamente estaba haciendo una instalación para un ejecutivo que trabaja en una importante y muy conocida consultora. “¿Quiere que le alcance su currículum?”, me preguntó. ¿Será una punta? Quién sabe. Pero… ¿cuántos minutos me llevó hacerle llegar a alguien mi C.V.? ¡No demasiados!


4.Si usted no se hace propaganda, nadie más lo hará. Irradie confianza aunque le cueste. ¿Que es difícil sentirse seguro de uno mismo cuando el ex empleador le acaba de mandar el telegrama de despido? Más vale. Primero y principal, a menos que usted haya cometido algún ilícito mayúsculo, lo más probable es que sólo sea una buena persona que acaba de atravesar una mala situación. El solo hecho de que no le haya ido bien en esa empresa poco tiene que ver con lo que usted es como persona. Cuando mi hija tenía unos nueve años, un día me miró y me dijo: “Cada vez que estoy triste, lo único que hago es pensar mucho en lo buena persona que soy y eso ya me hace sentir mejor”. En boca de niños… está la verdad. El único aspecto de su mundo que usted puede realmente controlar es quién es usted. No se achique. Esté orgulloso. Usted es tan estrella como cualquier artista de Hollywood. ¡Ahora salga y demuéstrelo ante el mundo!


5.La sonrisa nunca está de más. Un ejecutivo de una gran institución financiera cierta vez me dijo que él nunca había contado con todas las habilidades técnicas que su función requería. Pero sonreía mucho, y cuando los que lo rodeaban lo veían sonreír se sentían sumamente cómodos. Cuando prendemos la TV y vemos un aviso, ¿alguna vez aparece gente triste? ¡No mucha! Por lo general, lo que atrapa nuestra vista y nos hace querer comprar el producto es la sonrisa. Pues bien: el producto es usted. Cuanto más sonría, los que lo rodean más traducirán esa sonrisa en competencia.


6.Inclusive si una reunión no produce algo de valor inmediato, envíe una esquela de agradecimiento. No sólo es de simple buena educación, sino que además uno nunca sabe si esa persona que conoció no va a encontrar en algún momento algo valioso que nos convenga. Cuando mandamos una nota de agradecimiento, pasan dos cosas. En primer lugar, eso nos diferencia en forma positiva de aquellos (¡y que los hay los hay!) que nunca se toman la molestia de agradecer. Si pone un poco de usted en la esquela, por ejemplo “realmente le agradezco el hecho de que me haya dedicado tiempo, en especial cuando acababa de regresar de sus vacaciones”, su mensaje dará a entender que (a) usted prestó atención y (b) estableció una conexión. En segundo lugar, cuando envía una nota de agradecimiento, en especial un mail, también le facilita a esa persona la manera de contactarlo de nuevo. Recuerdo que hace unos años me contactó una persona que estaba pasando por una transición. En ese momento no se me ocurría nada como para ayudarla. Nunca me mandó otra comunicación a modo de seguimiento, y yo tiré el C.V. impreso que me había mandado. Hete aquí que unos meses después aterrizó en mi escritorio una oportunidad que podía haberle interesado. Pero ¿dónde había anotado yo su dirección de mail? No tenía idea, en mi libreta de contactos no podía encontrarla. Con el advenimiento de la informática, mucha gente ha echado al olvido las cortesías elementales que otrora eran comunes. ¡No se ponga en esa categoría! Un contacto de hoy puede ser sumamente valioso mañana o pasado. Encuentre una manera sencilla de permanecer en contacto. Envíe un agradecimiento. También servirá de recordatorio en caso de seguimiento uno o dos meses más tarde.


7.Las derivaciones o recomendaciones de terceros son una fuente para todo tipo de proyectos; usted mismo alguna vez habrá contratado a alguien a través de una mención de este tipo. ¿No es usted al menos igual de importante? ¿Por qué no habrían de contratarlo tras haber recibido su C.V. de manos de alguien de su misma empresa? Si bien una conexión personal le daría inclusive una ventaja mayor, por cierto que una entrega en mano siempre será mejor que un correo electrónico o postal perdido entre medio de una pila de otros miles. Cuando su primo arregló su terraza con un techista que hizo las cosas bien, ¿no le pidió usted el teléfono para arreglar su propio techo en vez de buscar en las páginas amarillas? No importa qué tan subalterna o jerárquica sea la posición; un currículum entregado en mano siempre va a ayudar. Y si lo ponen en la pila, al menos en ese momento queda arriba de todo.


8.La ayuda aparece de lugares inesperados, proveniente de fuentes inusuales. Todo el mundo puede ser un potencial contacto de networking. Seguro que habrá oído acerca de alguna pareja que se conoció en la cola del supermercado, o en algún lugar poco probable por el estilo. Y hasta la gente importante hace sus compras en el súper. Entable conversación con la persona que esta delante de usted en la cola. No, no digo que le pida un empleo, pero dé la impresión de ser alegre y simpático; comente por ejemplo algo sobre la actualidad, algo que a usted le guste mucho, o cualquier cosa que venga al caso. Creará un intercambio de diálogo (la mayoría de las veces), y quién sabe adónde puede conducir. Hable con su sacerdote o su rabino. Por lo general ellos conocen bien a sus feligreses. ¿Tal vez pueda presentarle a alguien? Como en tantos otros aspectos de la vida en general, una buena acción siempre es recompensada de alguna manera. Así como usted ayuda a otros, alguien más habrá de ayudarlo a usted. Es la naturaleza humana.


9.¡Nunca se dé por vencido! Algunos días serán más productivos que otros, pero eso también pasa cuando uno tiene empleo. Todos los días no pueden ejercer el mismo impacto. Dése una tregua. ¿Cuántas veces llega la noche y nos decimos, “hoy el día no me rindió para nada”? ¡Bienvenido al club! Pasa. Pero así como en la vida hay valles y mesetas y días de logros enormes y jornadas desperdiciadas, no todos los días uno da en el blanco con el networking. Regule sus tiempos. El networking es una forma de vida, no una moda pasajera. Si no establece un contacto valioso hoy, el mundo no se va a terminar.


10.No pierda su concentración. Siga su plan. Se convierte en el tema de conversación de todo el mundo. Cuando usted pasa por una transición, toda persona que conozca va a querer serle útil. Muchos simplemente no saben cómo hacerlo. Si usted se mantiene en tema y cuenta con un plan, puede orientar a sus contactos para que le sean lo más útiles posible. Esté dispuesto a hablar acerca de quién es usted, qué es lo que desea, en qué agrega valor, cuál es su plan y en qué etapa del desarrollo de ese plan se encuentra.
En el mercado laboral de la actualidad, “pasar por una transición” puede no ser un acontecimiento que sólo se da una vez… tal vez ocurra de nuevo. Esto no quiere decir que tiene que vivir como si cada día que pasa en el trabajo fuera a ser el último. Lo que quiere decir es que sus conexiones van a seguir siendo valiosas e importantes, y así hay que tratar a cada uno de estos contactos. Créese un sistema que le permita establecer y renovar sus conexiones con asiduidad. Para mí, eso significa actualizar siempre mi libreta de direcciones, tanto la que tengo en mi PC como mi agenda manual. Mi hija dice que, para ella, hacer networking es, en sí mismo, un trabajo. Para mí, es como la vida misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada